Publicaciones de Cajamar Caja Rural

Inicio » Publicaciones Periódicas » Mediterráneo Económico » Vol. 27 (jul. 2015) » Relación entre el estado socioeconómico, la...

Relación entre el estado socioeconómico, la educación y la alimentación saludable

Mediterráneo Económico » Vol. 27



Autor: Dolores Corella y José María Ordovás
(Universidad de Valencia / Universidad de Tufts)

Páginas: 283-306

Resumen:

El estado socioeconómico tiene una gran influencia sobre la alimentación y esta sobre la salud y la morbi-mortalidad por distintas enfermedades. A lo largo de la historia, la pobreza se ha asociado con dietas deficientes y enfermedades carenciales, que, a su vez, propiciaban una mayor morbi-mortalidad por enfermedades infecciosas. En la transición epidemiológica, las enfermedades crónicas desplazan a las infecciosas como primera causa de defunción. Se produce también una transición nutricional pasando a consumir dietas más hipercalóricas y ricas en grasas saturadas. Paralelamente, se invierte el patrón de mortalidad, y, son las personas de menor nivel socioeconómico, las que presentan las mayores tasas de obesidad, diabetes y morbi-mortalidad por enfermedades cardiovasculares (EVC). Aunque es complejo medir el estado socioeconómico y se utilizan distintos indicadores, tanto los ingresos, como el nivel de estudios, se asocian inversamente con estas enfermedades. Así, actualmente la obesidad, diabetes y las ECV son más prevalentes en personas de bajo nivel socieconómico. Son múltiples los factores que contribuyen a esta situación, entre ellos la dieta. Numerosos estudios muestran que la dieta de las personas de menor nivel de socioeconómico es menos saludable. En general es más rica en carnes, embutidos, grasas saturadas y bebidas azucaradas; y pobre en frutas y verduras, pescados y otros alimentos saludables. El menor poder adquisitivo puede propiciar que se adquieran estos alimentos menos saludables al ser más económicos, pero existen también otros factores relacionados con la educación nutricional. Revisaremos todos estos datos y discutiremos las posibles medidas preventivas para disminuir estas desigualdades en salud.

Abstract:

Socio-economic status has a huge influence on food intake and the latter on health and morbi-mortality due to various diseases. Throughout history, poverty has been associated with inadequate diets and deficiency diseases that, in turn, lead to higher morbi-mortality rates due to infectious diseases. In epidemiological transition, chronic diseases displace infectious diseases as the first cause of death. A nutritional transition also takes place with higher calorie diets, rich in saturated fats, being consumed. At the same time, the mortality pattern is reversed and, it is the people of a lower socio-economic level who present greate rates of obesity, diabetes and cardiovascular diseases (CVD). To overcome the difficulty of measuring socio-economic status, various markers are used, both for income and educational levels, which are inversely associated with these diseases. Hence, obesity,diabetes and CVD are more prevalent in people of a lower socio-economic level. There are many factors that contribute to this, diet being one of them. Numerous studies show that the diet of subjects on a lower socio-economic level is less healthy. In general, it is richer in meat, sausages, saturated fats and sweetened beverages; and poor in fruit and vegetables, fish and other healthy foodstuffs. Lower purchasing power encourages the purchase of less healthy foods as they are cheaper, but other factors linked to nutritional education are also involved. We shall review all these data and discuss possible preventive measures to reduce these inequalities in health.

publicaciones@cajamar.com

Plaza de Barcelona 5. 04006, Almería.    (+34) 950 210 100

© Cajamar Caja Rural 2019.

Política de Cookies    Todos los derechos reservados.